Hora en Chile

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Navegación2
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 37 el Sáb Ago 20, 2011 12:49 am.
Últimos temas
» A Walk To Anything Normal.
Lun Mar 11, 2013 8:56 pm por Katrina S. Romanov

» Anden 9 y 3/4 {confirmacion elite}
Vie Jul 20, 2012 10:14 am por Invitado

» Afiliacion Elite - Light Shadel
Mar Mayo 22, 2012 7:59 pm por Invitado

» The House Of Night {Afiliacion Elite}
Mar Mayo 22, 2012 3:51 pm por Invitado

» yale-university [ Afiliación Elite]
Vie Mayo 11, 2012 2:19 pm por Invitado

» The Hidden Wars... La paz ha durado demasiado tiempo[Elite]
Jue Mayo 10, 2012 6:29 pm por Invitado

» Lectores Escribiendo
Mar Mayo 01, 2012 4:44 pm por Invitado

» Homo Club- Rol Yaoi. {Cambio de Botón! -ELITE}
Mar Mayo 01, 2012 12:05 am por Invitado

» Full Moon (elite)(se necesitan pj's annon)(Se busca a Jacob Black, Emmett McCurty, Rosalie Hale, Jane Vulturi entre muchos otros)
Vie Abr 27, 2012 11:02 am por Invitado

Foros Hermanos

http://img703.imageshack.us/img703/9734/boton75x35copia.png

Afiliados de Elite

Image and video hosting by TinyPicTwilight MoonNew Kuroshitsuji RolPhotobucketTinypicPhotobucketImage and video hosting by TinyPicInferno CitySecret MelodyImage and video hosting by TinyPicThe Vampire DiariesFinite IncantatemImage and video hosting by TinyPicBSS&GImage and video hosting by TinyPicImage and video hosting by TinyPicAnden9y3/4Internado Convetry Foro RolImage and video hosting by TinyPicRUN AWAY RPG


Pon tu mejor sonrisa y trata de fingir, no lo arruines (Roy)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pon tu mejor sonrisa y trata de fingir, no lo arruines (Roy)

Mensaje por Roxanne Bailey el Sáb Mar 10, 2012 6:07 pm

Maldita madre, maldito padre, malditos suegros –puag hacia cara de asco con solo nombrar el patético papel que ellos representaban en mi vida- y más aun maldito bastardo de Roy –me miraba al espejo mientras terminaba de maquillarme para asistir a la fiesta de beneficencia de todos los años, que caretas por favor mi madre ni siquiera sabe cómo se llama el orfanato a donde llevan las recaudaciones.
No tenía ni la mínima gana de ir, estar con toda esa gente absurda que ni siquiera saben de lo que hablan y solo van a alardear que tienen suficiente dinero como para regalarle un poco a los pobres una vez cada tanto, si robaran menos no tendrían la conciencia tan sucia como para tener que devolver algo de lo que según ellos “ganan con el sudor de la frente” por favor, que patrañas tan grandes. Y todos los años es lo mismo, tener que poner cara de felicidad, saludar a unos viejos decrépitos que ni conozco y que me alagan como si de verdad pensaran lo que dicen “querida estas muy delgada, comes bien?” que te importa si como o no, vos me alimentas o me pagas las medicinas? Pero no… tengo que sonreír y decir “claro que me alimento, gracias por su preocupación” manga de inútiles inservibles buenos para nada.
Pero lo peor de todo, la miseria más grande que voy a pasar esta noche y de la que no puedo escapar es tener que volver a ver a ese ser despreciable que tengo como prometido, y no solo eso! Tengo que aparentar que tenemos una buena relación, que nos queremos, que nos soportamos cuando hace al menos tres semanas no nos hablamos, que estoy viviendo en la fraternidad y que no tengo ni la menor intención de toparme con él. Esa discusión había sido la gota que rebalsaba el vaso y aunque ya no recordaba con exactitud a que se debía era igual a las demás, no nos soportábamos y solo vivíamos de las apariencias, como el resto de esta sociedad inmunda que solo piensa en el bien propio.
El móvil sonó sacándome de mis pensamientos, no… por favor deja de llamarme! Mire el remitente era otra vez mi madre, me tenia estresada, acababa de llegar de un viaje a México y no hacia más que molestarme –mama que quieres!? Estoy terminando de alistarme, podrías darme otros cinco minutos por favor! –trataba de no gritarle pero no era nada fácil, me sacaba de mis casillas. –por favor Roxanne, apresúrate tu padre esta impaciente y los Atkins ya están en la recepción esperándonos!- maldito Roy y sus padres! –ya voy mama, ya voy!- corte la llamada, volvi a mirarme en el espejo y me dedique mi mejor sonrisa falsa, me salian bastante bien, desde que me habían comprometido habia aprendido a perfeccionarla y ya nadie o casi nadie se daba cuenta de que en realidad estaba furiosa y con ganas de matar a alguien. Me puse perfume, si mal no recordaba una vez habia escuchado a Roy decir que era la fragancia que mas le gustaba en mi, el no sabia que yo estaba por lo que no podía estar mintiendo tan descaradamente… porque la usaba? Simple solo para ver su rostro crisparse al tener que estar cerca de mi oliéndome.

Por fin llegamos, aun faltaba mucha gente por lo que no eramos los últimos. Mi vestido negro resaltaba con las luces brillantes y mi sonrisa ocultaba toda la rabia que sentía al estar en ese lugar, con esa gente y con esa persona principalmente –alli Rox, allí esta la señora Atkins- dijo mama y salió caminando. “Bien Rox, es hora de actuar” –dije comenzando a moverme hacia un grupo de personas para saludar.


Spoiler:
avatar
Roxanne Bailey
• Miembro Rebeal •
 • Miembro Rebeal •

Mensajes : 26
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pon tu mejor sonrisa y trata de fingir, no lo arruines (Roy)

Mensaje por Roy Atkins el Miér Mar 14, 2012 8:10 pm

Estaba relajado en mi cama, buscando con una de mis manos el atado de cigarrillos en la mesa de luz al costado de la cama. Después de encontrarlo saque un cigarrillo llevándolo a mis labios, encendiéndolo y dándole una profunda pitada mientras miraba a Yanisse con una sonrisa dibujada en mis labios. La rodee con unos de mis brazos recorriendo con la yema de mis dedos su cuerpo completamente desnudo, desde su hombro hasta su cintura acariciando el contorno de su cuerpo. Estaba agotado la verdad, siempre que caía en los brazos de Yanisse me pasaba lo mismo, era realmente inigualable en la cama. Se había quedado dormida en mis brazos, viéndola así hasta parecía buena, dulce y tierna, ”claramente solo aparentaba eso durmiendo” pensé mientras me reía por dentro. Mire la hora, eran cerca de las cuatro de la tarde, tenía que comenzar a prepararme en un rato para mi gran actuación de la noche, iba a ser realmente sorprendente. * Bella durmiente… ¿tan agotada te deje? ¿O te quedan energías para más?... * comente despertándola, mirándola con lujuria y deseo, solo ver su cuerpo y sus ojos me encendía demasiado. Ninguna otra de mis “amigas” se podía comparar con ella, no había nadie más sexy y excitante que ella, hasta deberían prohibirle provocar así a la gente.

Después de disfrutar cerca de una hora quedamos los dos exhaustos, pero no me podía quedar a seguir divirtiéndome, tenía que ir a soportar a los idiotas amigos de mis padres, tan patéticos e incompetentes como ellos. Pero no solo eso, seguramente también iba a tener que soportar a la hueca de Roxanne, mi descanso no había durado demasiado después de todo, solo habían sido unas dos o tres semanas de completa tranquilidad y satisfacción. Hasta me había acostumbrado a no tener que escucharla, eso sin duda iba a ser lo más insoportable e insufrible de la noche, tener que soportar su aguda y chillona voz, era como si me clavaran clavos oxidados en el cerebro cada vez que la escuchaba. Bueno, no solo cuando hablaba, con solo verla ya comenzaba a torturarme el cerebro, un talento innato quizás, en eso sin dudas era la mejor, nadie podía ser más idiota, hueca, insufrible e insoportable que ella. Me levante tranquila y lentamente para dirigirme al baño, nada mejor que una ducha fría y refrescante después de horas y horas de placer. Salí completamente renovado, mirando con una sonrisa de lado a Yanisse, quien me miraba recostada completamente desnuda en mi cama * No me mires así… que sino llegare muy tarde a mi compromiso… * dije riéndome mientras iba a buscar la ropa adecuada para la ocasión, un fino traje negro con una camisa, corbata y los zapatos indicados. Quizás pudieran aprender algo de estilo y elegancia mis padres hoy al verme, la verdad tenían un gusto pésimo, mira que para elegir a Roxanne como prometida de tu hijo tenes que tener un gusto espantoso.

* Hace lo que quieras… estas como en tu casa… * me despedí mientras dejaba una llave en la mesa para que Yanisse hiciera lo que se le cantara, me importaba poco ya, marchándome de ahí para subirme a mi Audi R8 y partir a la gran ceremonia de beneficencia. Mire mi celular, tenía como diez llamadas perdidas y mensajes, sin dudas de mis queridos y adorados padres, me reí y tire el celular en el asiento del acompañante mientras aceleraba más, si pensaban que podía faltar o llegar tarde obviamente no tenían idea de quien era su hijo. Después de unos minutos por fin llegue, bajando del auto mirando a los que entraban, tan hipócritas como siempre. Sonreí con cinismo para mí mismo mientras me encaminaba al gran salón, me encantaban estas reuniones donde todos aparentaban ser grandes amigos cuando en realidad estaban buscando una grieta o debilidad para poder destruir al otro y apoderarse de lo suyo, eran realmente maravillosas. Vi a mis padres hablando con los Bailey, lo conocía muy bien, pero más que nada pude reconocer ese cuerpo y ese trasero perfecto que me daban la espalda, mi mayor tortura estaba aquí. Me acerque sin dejar de sonreír silenciosamente, llegando hasta ellos sin que nadie me hubiera reconocido ni percatado de mi presencia. Abrace a Rox por la cintura desde atrás, colocando mis manos sobre su vientre y dándole un beso en su mejilla a milímetros de sus labios * Hola mi amor… te me escapaste hoy y viniste sola… * la saludé para después mirar a mis padres y suegros con una amplia sonrisa * Hola… perdonen la demora, pero el trafico estaba imposible… * me separe de Rox para acercarme a su madre, tomando una de sus manos y besándola para después admirarla y hacerla dar un giro * Esta realmente preciosa señora Bailey, sin dudas ya sé de donde heredo Roxanne su belleza y elegancia… * la halague sonriendo, por más que fuera una mentira nadie en este lugar podía diferenciar una de mis mentiras de una sentencia verdadera, solamente Roxanne. ”Pero eso lo voy a poner a prueba hoy” pensé riéndome en mi interior.


Vestimenta:
avatar
Roy Atkins
• Miembro Besten •
 • Miembro Besten •

Mensajes : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pon tu mejor sonrisa y trata de fingir, no lo arruines (Roy)

Mensaje por Roxanne Bailey el Jue Mar 15, 2012 5:43 pm

La fiesta era un bodrio como había previsto, aburrido y lleno de personas que solo hablaban de ellos mismos y de sus grandes fortunas. Nada mas patético que escuchar como se adulaban entre ells y ponían sonrisas falsas tratando de discimular la empatía que se tenían unos con otros y yo claro, no me quedaba atrás, si por mi fuera estaría en este momento en casa de Kenneth disfrutando de su compañía y de sus masajes tan relajantes que tanto bien me habían hecho este ultimo tiempo… en fin debía de comportarme como la adorable hija de los Bailey y asi lo haría, siempre había sido asi y nunca había fallado en mis actuaciones “Rox la economía no es para vos, tendrías que haber sido actriz sin dudas, te sale de maravillas” pensé mirando al gobernador –claro, de ese mismo tema hablábamos la otra noche con Roy, “ese idiota sin cerebro que gracias a Satanas aun no había visto” estos pobres niños necesitan de nosotros y que mejor placer que poder contribuir con tan noble tarea? –por favor ni el mismo se lo creía, si robara menos quizás esos niños no necesitaran de estas fiestas.
Me aleje de el asqueada de ver como se le desviaba la mirada hacia mi escote, viejo degenerado que no tenia nada mejor que hacer –si me disculpa señor gobernador quisiera saludar a unos amigos –dije con una sonrisa dulce, una de las que mejor me salía. Camine sin rumbo “San la muerte si haces que Roy muera atragantado con su propia baba esta noche y no aparezca me hare devota tuya” pensé mientras me acercaba a una pesada a la que no soportaba, y no era solo pesada por lo insoportable, no podía creer que pesara al menos 50 kilogramos mas desde la ultima vez que la había visto, parecía un elefante marino – Susy querida- y aquí comenzaba de nuevo- estas hermosa! Ese vestido te hace super delgada, estas haciendo dieta verdad? Estas espectacular- y un letrero con luces rojas de neon decían arriba de mi cabeza “MENTIROSA”. Eso era lo que mas me gustaba de estas fiestas que podía burlarme de cualquiera y los idiotas creían que eran cumplidos, que gente por favor! –gracias Rox, si estoy haciendo dieta desde navidad… tu también te ves radiante y hermosa, el amor te hace lucir despampanante –acaso esta gorda era ciega o que? Que poco sabe del amor como para decir eso además… ridícula deja de mentirte estas cuadrada!!!

Después de reirme un poco de la gente sonreí de verdad, estaba pasando una “agradable velada” dentro de todo podía soportar a la gente y el infierno no había hecho acto de presencia, que mas podía pedir? –claro papa si en un rato no llega lo llamo, no se que le pasara, el es muy puntual –“si, cuando no esta en una cama” pensé mordiéndome la lengua para no decir mas. Toda mi felicidad y expectativas se fueron al carajo cuando sentí unas manos frias y fuertes rodear mi cintura, la paz se había terminado y esta cena se había tranformado en un calvario aunque aun no hubiera visto su rostro. Sentir su cuerpo tan cerca del mio casi hace que se me aflojen las piernas pero el odio y la bronca que le tenia me devolvieron la fuerza que necesitaba para permanecer ahí junto a mis padres y mis suegros. Apoye mis manos en las suyas y clave mis uñas tratando de hacer la presión justa para hacerle doler pero no lastimarlo –Roy… amor mio… por fin llegas –dije poniendo mi mejor sonrisa y viendo al mismo tiempo como a la estúpida de mi madre se le iluminaban los ojos “mama no seas tan idiota, que poco conoces a tu hija hola! Es mentira”, trate de correr mi mejilla pero no hubo caso, fue mas rápido que yo y me beso, mal nacido –justo le decía a nuestros padres que si no venias pronto te llamaría. Si mi amor, es que mama insistia en que viniera con ellos –la mire a ella haciendo una mueca –además supuse que estabas estudiando“si, la anatomía y el órgano reproductor de alguna de tus putas linfomano de mierda”y no quería interrumpirte, se lo importante que es el examen que tienes la semana entrante, sabes que me preocupo mucho por ti… –al fin se alejo y me cruce de brazos, mi cuerpo temblaba levemente ante ese fatídico contacto “relájate Rox solo es el idiota, lo odias lo desprecias y su contacto no te mueve un pelo”si.. el trafico, tienes razón“mentiroso, te conozco esa sonrisa dice que la pasaste bien por eso no venias” Satanas porque me abandonas en este momento?
Suspire, Roy sabia actuar tan o mas bien que yo, era demasiado comprador y manipulador, eso era una desventaja para mi y odiaba que se saliera con la suya delante de mis padres que lo tenían en un pedestal, par de ingenuos estúpidos. Suspire sin dejar de sonreir, el no arruinaría mi noche, tenia pensado pasarla moderadamente bien y el no lograría opacarme. Deslice mi cabello hacia uno de los costados dejando el hombro contrario libre –papa porque no vamos a bailar? Asi Roy puede hablar con sus padres que hace tiempo no ve –dije tratando de no mirarlo, su rostro me repugnaba, el muy sínico no había tenido reparos en tocarme o casi besarme después de tres semanas de completa indiferencia, no se lo dejaría pasar asi como asi.

Habia pasado medio tema musical cuando me arrepenti horriblemente de lo que habia dicho -papa bailas horrible, no sabes moverte como puede ser que mama nunca te lo haya dicho? - tratar de alejarme de la peste era un trabajo muy sacrificado, aguantar a papa y sus palabras vacias no era muy gratificante. Gire y mis ojos pudieron apreciar a alguien que se acercaba "wow a donde estuviste toda mi vida..." pense mientras volvia a ver a mi papa -me aburres, vamos a beber algo -dije pero en ese momento el guapo que habia visto hacia unos segundos estaba parado frente a nosotros, me quede mirandolo con una sonrisa.
-buenas noches señor Bailey -le extendio la mano y lo saludo -soy Maximo, el hijo del senador...- me miro y volvio a mirar a mi padre -le podria robar a su hija por esta pieza? desearia bailar con ella -mi gesto le hizo a entender a mi padre que debia de esfumarse, ademas sabia lo que le convenia el hijo del senador era muy influenciable - claro muchacho, diviertanse yo voy a hablar con tu padre -y se alejo dejandome via libre, al final no habia sido tan malo bailar con papa...
Soy Roxanne, pero puedes decirme Rox -dije al quedarnos solos, el tomo mi mano y la beso, "muy apuesto y caballero, una pena" - Puedes llamarme Max, Rox... un bonito nombre para una mujer tan hermosa -dijo antes de tomar mi cintura con su mano derecha atrayendome hacia su cuerpo con firmeza y con la otra mano tomando la mia acariciandola -una piel suave y tersa -dijo comenzando a moverse.
No podia dejar de sonreir y disfrutar de ese breve momento de satifaccion, el muchacho no solo era sumamente apuesto y caballero sino que era inteligente, culto y muy gracioso. "porque papa no eligio al hijo del senador? " me pregunte mientras daba una vuelta y volvia a sus brazos -te dije que eres muy hermosa? - me pregunto -seguro que lo escuchas todo el tiempo - me rei -eres muy gracioso aunque si.. tengo mi encanto -alardee mientras seguiamos bailando y conversando de manera muy amena, me agradaba el sujeto, era muy simpatico.

Max
Spoiler:
avatar
Roxanne Bailey
• Miembro Rebeal •
 • Miembro Rebeal •

Mensajes : 26
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pon tu mejor sonrisa y trata de fingir, no lo arruines (Roy)

Mensaje por Roy Atkins el Dom Mar 18, 2012 8:16 am

Mire detenidamente a la madre de mi tortura persona, la señora Bailey, mientras escuchaba a Roxanne hablarme, me divertiría sin dudas esta noche viendo hasta donde podía llegar con su actuación, y yo con la mía. * Si, les pido mil disculpas la verdad, trate de hacer todo lo posible para poder llegar antes… * mientras hablaba volví a dedicarle una sonrisa totalmente falsa de ternura y amabilidad * Pero esos libros me tenían atrapado… * ”O mejor dicho las piernas de Yanisse…” pensé riéndome por dentro. No entendía como después haberme criado me podía conocer tan poco mis padres, pero era así, no tenían la menor idea de quien era su hijo. * Gracias amor, pero ya estoy acá… eso es lo importante, ¿no? * le pregunte provocándola, sabía que mi presencia nomas la había alterado y perturbado, “Pero esto recién comienza chiquita…” fue lo que cruzo mi mente en el mismo momento en que sentía como sus uñas apretaban mis manos, haciendo que una descarga de dolor no muy intensa recorriera mi cuerpo. Todavía estaba herida por nuestra última reunión parecía, después de todo era predecible que actuara así, ella era predecible. Cuando me separe de ella para elogiar a la estúpida y manipulable de mi suegra la mire directo a los ojos por un instante, pero de una forma distinta a la que solía mirarla siempre. No le estaba transmitiendo indiferencia, odio o tratando de rebajarla, la miraba como si de verdad me atrajera lo que estaba viendo.

Escuche como se disculpaba para marcharse, no iba a poder seguir divirtiéndome hablando con sus padres delante de ella pero era mi oportunidad para ver que idioteces estaban haciendo ahora mis padres en el país. Bueno, mejor dicho, era la oportunidad de que ellos me comentaran que pensaban que hacían, todavía creían que ellos eran quienes tomaban las decisiones y marcaban el camino del país. Tan ingenuos como siempre, no se daban cuenta que todas sus medidas u órdenes, los ministros, asesores y demás empleados me las consultaban a mí llamándome a mi número privado. Para mí lo mejor era seguir así por ahora, manejando todo desde las sombras sin tener que aguantar los consejos de mis padres, como si pudieran aconsejarme algo valedero, cuando en realidad casi habían llevado a una gran crisis al país unos años atrás. Crisis que tuve que prevenir y contrarrestar, si no hubiera intervenido en ese momento y organizar todo así, ser yo quien manejara realmente Luxemburgo, hoy no existiría siquiera. * Padre, ¿Cómo está todo por allá? ¿Siguen con los problemas de la baja en los niveles de educación? * fue mi primera pregunta, bastante directa y concisa, acertada ciento por ciento por la situación. Entonces me quede sonriendo al lado de la señora Bailey escuchando como mi padre confirmaba que todo se había solucionado, y no solo eso sino que estaban subiendo los niveles en los últimos meses gracias al plan que les había planteado un año atrás. Sonreí con satisfacción mientras veía como la señora Bailey cada vez me miraba con mayor admiración y hasta devoción podría decirse, creía sin dudas que era el mejor hombre de mi edad sobre esta tierra. * Bueno, tampoco es tan así padre… solo hice lo que debía, al ayudarte a ti y al pueblo, es mi única devoción… * respondí con modestia mientras sentía como gran parte de la audiencia nos miraba comentaba lo que se estaba hablando, era siempre bueno tener la atención y admiración de estos hipócritas, sabían que no les convenía meterse conmigo, que terminaría destruidos si lo hacían.

Mientras continuaba con la charla y mi falsa modestia, estaba llevando la conversación para donde más me convenía, resaltando cada vez más mis cualidades e ideas, destacándome sobre el resto. Entonces vi al padre de la hueca hablando con el senador, estaba sola por ahí la hueca, y si quería seguir divirtiéndome debía buscarla, pero de forma disimulada. * Bueno, bueno, ya hablamos demasiado de política para una fiesta, ¿no? * pregunte bromeando mientras tomaba de nuevo la mano de la señora Bailey * ¿Me permite el gran honor de bailar este tema conmigo bella dama? * Le pregunte mientras volvía a besar su mano, sabía que la caballerosidad era la forma más rápida y segura de comprarla. Comencé a bailar con ella sin dejar de sonreír, llevándola a tiempo perfectamente siguiendo la canción, hasta haciendo que pareciera que bailara bien, lo cual era algo imposible creía. Entonces la encontré con mi mirada a Roxanne, bailando con un idiota de por ahí, algún necesitado que seguro quería tener sexo con quien sea con tal de tenerlo. Me acerque llevando a la madre de Rox mientras bailábamos hasta quedar a su lado en el preciso instante en que terminaba la música. La mire sonriendo mientras me acercaba y tomaba una de sus manos, separándola de la del idiota * Permiso… te voy a robar por un ratito al amor de mi vida… después te la devuelvo… * comente con un tono apacible y amable, mirando a Roxanne y después a su madre con una amplia sonrisa. Sabía que no se podía negar, por más que era lo que más deseara con toda su alma. * Gracias… * agradecí mientras la giraba para que después quedara enfrente mío, rodeando su perfecta cintura con mi otro brazo pegándola a mí, sintiendo después de tanto tiempo su perfecto y excitante cuerpo. ”Que carajo estoy pensando… es la hueca… “ me dije mientras le sonreía acercándome, quedando a escasos centímetros de sus labios. * Hola… hace mucho que no te veía así… * murmure mientras podía sentir y oler su perfume, la muy desgraciada tenia puesto el que me encantaba a mí. No entendía como se había dado cuenta o enterado, dudaba demasiado que fuera una simple casualidad. A mi mente vinieron imágenes de otras noches en que tenía ese perfume, los dos solos y a oscuras… Tenía que tener mi mente despejada, estaba a punto de comenzar mi gran actuación, mi obra maestra, no podía cometer errores ahora.

avatar
Roy Atkins
• Miembro Besten •
 • Miembro Besten •

Mensajes : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pon tu mejor sonrisa y trata de fingir, no lo arruines (Roy)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.